domingo, julio 02, 2006

Dudax III

¿Somos dueños del suelo en el que nacemos?

¿Tenemos capacidad para decidir quién disfruta de "nuestro" suelo y quién no?

¿Los derechos de cada uno son inherentes a la situación, sociedad, país o familia en la que nace?

8 Anéclotas :

Blogger Ismo quiso decir...

Metafóricamente, no. Puedes nacer en un hospital y eso no te convierte en propietario del quirófano. En la práctica, vivimos en una sociedad que admite la propiedad privada, de modo que, en cierto modo, el suelo en que nacemos es nuestro o, más concretamente, el suelo que pagamos.
En el plano estrictamente individual en que me gusta manejarme, el suelo que pisas es tuyo, o puedes hacerte esa ilusión durante un paso, salvo que se le ocurra disputártelo a un tren de mercancías, o a un concejal.

18:13  
Blogger malatesta quiso decir...

Creo que la pregunta iba por el tema de las naciones, más que por el de las individualidades. Sea como fuere, el tema es peliagudo, ya que toca el tema de los derechos por nacimiento. Los individuos protegen su casa y su sustento frente al vecino. Las naciones hacen lo propio con otras naciones. El derecho es convencional, en el sentido de que no existe en la naturaleza, sino que surge de una convención entre individuos. En ese sentido sí tenemos esos derechos. Otra cosa es que les demos un uso moralmente aceptable.
Me mojaré: mientras en occidente nademos en la abundancia y haya seres humanos muriendose de hambre, le estamos dando un uso moralmente reprobable a ese derecho.

20:22  
Blogger PacoelFlaco quiso decir...

Efectiviguonder, yo iba más con lo que comenta malatesta. Tal vez tenía que haber utilizado la palabra tierra en vez de suelo. Mea culpa, Ismo.

Derecho convencional... humm... ¿acaso todos estso términos no radican en violencia? ¿Cuál es la consecuencia última de querer violar nuestro derecho convencional?

¿Cuál es la naturaleza humana, fuera de toda violencia? ¿Tener todos lo mismo? ¿No tener nadie nada? ¿Tener todos lo de todos?

¿Qué nos hace crear jerarquías? Porque hasta en el colegio hay un niño o niña a la que los demás le conceden cierto poder de decisión sobre ellos mismos...

20:56  
Blogger Beaumont quiso decir...

Para nada. Somos tan gilipollas los humanos y siempre estamos categorizandonos y clasificándonos. Si soy de aquí, de allá, si tengo esto, lo otro. Burrología ilustrada.

21:15  
Blogger Miada quiso decir...

Muy bonita la filosofía de ciudadano del mundo, de hecho a mí me gusta creerme así y la verdad pocas pegas iba a tener sí quisiera hacerlo, pero ya me gustaría a mí disfrutar de la misma situación habiendo nacido en Mali. No podemos ser tan falsos e hipócritas, no dejaran nunca que exista la libertad de fronteras, incluso yo que creo en ella, sé que no sería posible...

Un beso.

17:21  
Blogger Zirta quiso decir...

Más bien diría que somos nosotr@s quienes nos debemos a él.

20:22  
Blogger isterica quiso decir...

No! En realidad no! Lástima que tengamos que acogernos a las normas ya impuestas pero, se pueden cambiar. El solo hecho casual de haber nacido en un sitio, no nos da derechos para decidir que otras personas no puedan vivir. Y como ya dije una vez: Gracias Señor por haberme hecho nacer en el primer mundo.

16:29  
Blogger Beaumont quiso decir...

Paco vigila que te ha llegao la gripe del pollo

21:36  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home