lunes, julio 31, 2006

Paréntesis

Es que tenía que ponerlo:










De Aguilera, Faro de Vigo.

Por ahora van comentadas unas 14 Anéclotas

miércoles, julio 26, 2006

Los Sueños. Parte Segunda.

Bien, ya conocemos un poco qué son los sueños desde el punto de vista físico.
Ahora iremos con los sueños vistos desde el punto de vista filosófico, psicológico... Antes de entrar en materia de tipos de sueños, interpretaciones, etcétera, creo que es necesario que sepamos cómo podemos recordar un sueño, ya que si no lo hacemos es como si no soñáramos y entonces todo el tema de interpretaciones estaría de más.

El método más efectivo, y que resulta más absurdo, es el de imaginarnos, antes de acostarnos, a nosotros mismos despertando en la cama y recordando los sueños que vamos a tener. Una pequeña sugestión como esta ya provoca que recordemos los sueños. También ayuda que cuando despertemos nos quedemos un rato en la cama con los ojos cerrados. Es en este momento cuando recordamos el último sueño que hayamos tenido.

He encontrado un método de interpretación de Sueños muy sencillito:

Método Senoi de Interpretación de Sueños

Lo Senoi eran un pueblo de Australia. Cada día, nada más levantarse se reunían todos los del pueblo alrededor de una hoguera y se contaban los sueños. Entre todos trataban de darle una solución que consistía en enfrentarse al miedo reflejado en el sueño, de forma que la persona pudiera superar algún trauma. Entre los Senoi no existía ningún enfermo mental y, es más, era gente atrevida, decidida y alegre.
El desayuno en una casa Senoi parecía una clínica de sueños, con el padre y los hermanos mayores escuchando y analizando los sueños de todos los chicos. Cuando concluía la clínica familiar, la población se reunía en consejo, y allí discutían y analizaban los sueños de los muchachos mayores y de todos los hombres de la comunidad.

Aquí dejo un ejemplo de análisis de un sueño que he visto en internecio:

«Cuando un niño Senoi cuenta que soñó caer, el adulto le contesta entusiasmado: "Ese es un sueño maravilloso, uno de los mejores sueños que pueda tener un hombre. ¿Hacia dónde caíste y qué descubriste?". Como si fuera alguien de nuestra sociedad, las primeras veces el niño contesta que la sensación no parecía tan maravillosa y que se asustó tanto que despertó antes de alcanzar a caer en alguna parte.
"Eso fue un error", contesta la autoridad adulta. "Todo lo que hagas en sueños tiene un propósito, más allá de que lo comprendas o no mientras duermes. Debes relajarte y disfrutar cuando caigas en sueños. Caer es el medio más rápido de ponerse en contacto con los poderes del mundo de los espíritus, los poderes que te son revelados a través de los sueños. Vamos, cuando te sientas caer en un sueño, debes recordar lo que te estoy diciendo ahora, debes sentir que estás dirigiéndote hacia la fuente del poder que ha provocado tu caída". "Los espíritus de la caída te aman. Te están atrayendo hacia su reino y no debes hacer otra cosa que relajarte y continuar durmiendo con la intención de unirte estrechamente a ellos. Cuando los encuentres, podrás llegar a asustarte de su terrible poder, pero sigue adelante. Cuando en un sueño pienses que estás muriendo, lo único que te ocurre es que estás recibiendo los poderes del otro mundo, tu propio poder espiritual que se había vuelto en tu contra y que ahora quiere coincidir contigo si tú quieres aceptarlo".»

Así, con nuestra mentalidad, nos parece imposible poder ser conscientes en un sueño y enfrentarnos a las situaciones difíciles. Pero es totalmente posible si nos lo proponemos.

De hecho, nosotros tenemos sueños normalmente difusos, irracionales, con situaciones inconexas y caóticas. Esto se debe a que nunca hemos tratado de solucionar nuestros problemas a través de ellos. Nunca les hemos dado la importancia que merecen.
Los Senoi tienen este tipo de sueños hasta los 15-16 años. A partir de entonces es cuando sus sueños son totalmente racionales y van todos encaminados a solucionar problemas colectivos o personales.


He encaminado este capítulo hacia la resolución de problemas personales que se pueden reflejar en nuestros sueños. En el próximo, trataré la interpretación de sueños agradables, de los elementos que han intervenido en ellos y las asociaciones.

Por ahora van comentadas unas 14 Anéclotas

viernes, julio 21, 2006

Los Sueños. Parte Primera.

Ya estoy de vacaciones así que empezaré con este tema que tanto me interesa y que espero que vayáis completando con vuestros comentarios porque seguro que me dejo algo por el camino. Así que os pido vuestra colaboración para que esto sea aún más interesante y pueda ser visto desde muchos puntos de vista.

Empezaré con un poco de teoría, pero no mucha, para situarnos un poco. Ahora no voy a hablar de los sueños como tales, sino del sueño como la fase en que estamos dormidos, que también me parece interesante.

El sueño está compuesto por dos fases: REM (fase de sueño ligero) y NREM (fase de sueño pesado). Vamos a ir describiéndolas en orden:

1º.- Tramo 1 de NREM: si nos fijamos en una persona que está quedándose dormida, podremos ver cómo sus ojos se mueven circularmente y muy despacio. Esto significa que está durmiéndose.
2º.- Tramo 2 de NREM: compuesto por varias fases distintas en las que no soñamos y en las que nuestros ojos permanecen totalmente quietos. La duración de estos dos tramos, o sea, de la fase NREM completa, suele ser de unos 65 minutos.
3º. - Fase REM: es la última fase del sueño y la única en la que realmente soñamos. Además de que nuestros ojos se mueven a bastante velocidad, nuestro cuerpo está totalmente relajado, mostrando una atonía muscular completa. Esto es un mecanismo de seguridad para no movernos mientras soñamos. Cuando este mecanismo falla, nos convertimos en sonámbulos.

Lo que hace que hayamos dormido bien, que nos sintamos descansados al despertar no es el tiempo que hayamos estado durmiendo, sino la de veces que hayamos repetido este ciclo. Estas tres fases que hemos descrito se repiten cada 90 minutos aproximadamente.
Resulta que al terminar un ciclo dejamos de estar dormidos y, si nada nos molesta, comenzamos otro ciclo de otros 90 minutos.

Me ha parecido algo curioso cuando lo he leído:

1.- Si no existiese nada que nos molestase, ninguna alarma, ladrido, temperatura extrema, etc. dormiríamos un tiempo múltiplo de 90 minutos, es decir, 4 horas y media, 7 horas y media, 9 horas.... Pero nunca nos despertaríamos a las 8 horas que dicen ser las ideales.
2.- Si dormimos, por ejemplo, 4 horas y media, habiendo completado 3 ciclos del sueño, nos sentiremos más despejados que si dormimos 8 horas y cortamos un ciclo del sueño por la mitad.

He leído por ahí que para despertarnos en sueño ligero y sentirnos descansados podemos probar una cosa:

- Programas un radiodespertador para que te suene unos 40 minutos antes de la hora en que quieres despertarte. Pero lo pones a un volumen muy bajo, lo suficiente para que te despierte en la fase ligera del sueño y no en la pesada.
- Por si acaso, te pones otro despertador o el móvil con la hora a la que necesitas levantarte para ir a hacer tus tareas.

Puedes ir probando con un volumen muy bajo primero. Si ves que no te ha despertado, lo subes un poco... y así hasta que des con "tu" volumen.

Tenemos la creencia de que cuantas más horas durmamos mejor será para nosotros, pero en realidad lo que necesitamos es NO despertar cuando estamos en el ciclo de sueño pesado.


Aquí os dejo el link a dos artículos muy interesantes sobre este tema. La pena es que son en inglés, pero nada como un buen traductor:

a.- Artículo de Glenn Rodes.
b.- Artículo de Vincent Cheung.

Esta tarde o mañana comenzaremos con el verdadero tema sobre los sueños. Pero creía que este también era interesante y que merecía un poco de atención. Espero que no os haya decepcionado.

Hasta luego.

Por ahora van comentadas unas 12 Anéclotas

viernes, julio 14, 2006

Lo prometido es deuda...

"I am Pharou", en lo que me he metido...

Resulta que así como quien no quiere la cosa le prometí a Ana que dedicaría unas líneas al tema de los sueños. Tema por el que siempre he estado interesado y del que me informé bastante hace más bastante tiempo, con lo que tengo que repasar algo y encontrar algunas páginas web muy buenas pero que no me acuerdo de cuáles eran.

Ando un poco liadillo con temas de la universidad, así que te (os) pido paciencia, porque el tema merece la espera.

Voy a meterme más bien poco en temas como "qué son los sueños", porque todo lo que hay son hipótesis de cada uno y nadie lo sabe a ciencia cierta. Prefiero hablar de interpretaciones, asociaciones de imágenes con emociones, tipos de sueños, etc.

Espero que os guste. Y si alguien está interesado en algo relacionado, pues que lo comente y ya veré si puedo encontrar algo por ahí.

Un saludo.

Por ahora van comentadas unas 12 Anéclotas

sábado, julio 08, 2006

Por fin

Ayer acabé los exámenes. Acabé 5º de Ingeniería Industrial Mecánica. Acabé las clases.

Desde ayer, sólo pisaré la empresa de Mondragon Unibertsitatea para hacer los exámenes de las asignaturas que me han quedado. Nada más.

Estoy a la espera de las notas de este semestre. Si apruebo las 5 asignaturas que he tenido, me quedarán 5 exámenes en Septiembre. A nada que suspenda 1 asignatura de este semestre, me quedarán 8 exámenes en Septiembre.

Me lo he currado. He estudiado como si tuviera 20 años. Hemos metido muchas horas para hacer unos buenos trabajos en clase. He dormido muy poco.

Tengo que aprobar todas. Como dijo Míchel, me lo merezco.


Ahora ya tendré que empezar a buscar un trabajo serio. De 8 horas y que tenga que ver con la ingeniería. De momento ya he mandado un currículum a ULMA, empresa fabricante de líneas de embalaje y empaquetadoras.

Pero mi verdadero deseo es entrar en GAMESA Aeronáutica. Mi madre trabaja allí y, como buen español, la utilizaré para entrar.

Resulta que en Gamesa, cuando ya has cogido soltura en el trabajo y te defiendes en lo que haces, tienes la opción de irte a trabajar a Seattle para la Boeing. Y yo quiero ir. Quiero saber de qué va el mundo más allá de estos montes. Quiero saber si la mierda huele igual en todas partes.
Supongo que sí, pero es que estoy cansado de oler la de aquí. Quiero irme.

Por ahora van comentadas unas 17 Anéclotas

domingo, julio 02, 2006

Dudax III

¿Somos dueños del suelo en el que nacemos?

¿Tenemos capacidad para decidir quién disfruta de "nuestro" suelo y quién no?

¿Los derechos de cada uno son inherentes a la situación, sociedad, país o familia en la que nace?

Por ahora van comentadas unas 8 Anéclotas